¿CUÁNTOS ULTRASONIDOS DEBEN HACERSE DURANTE EL EMBARAZO?

Por lo menos 3, estas son las razones:
Ecografía de primer trimestre
La primera ecografía del embarazo se hace a las 12 semanas. Su función principal era conocer el número de fetos y determinar la edad gestacional y la fecha probable de parto. Con los avances de la medicina fetal, se han incorporado dos grandes utilidades adicionales. En primer lugar, combinada con otras pruebas, la ecografía de primer trimestre permite valorar el riesgo de complicaciones como las alteraciones cromosómicas y la hipertensión del embarazo (o preeclampsia). En segundo lugar, en manos expertas permite descartar un gran número de malformaciones.
Ecografía de segundo trimestre
Se realiza entre las 20-22 semanas y sirve para determinar si existen malformaciones fetales, con esta segunda la tasa de detección de malformaciones llega al 85-90%, siempre, claro, que la exploración esté hecha de acuerdo a protocolos estrictos, en manos expertas y con el equipo adecuado.
Ecografía de tercer trimestre
La tercera, o de tercer trimestre, se realiza entre las 30-34 semanas. Su objetivo fundamental es detectar el crecimiento fetal.
Ecografías adicionales, ¿son necesarias?
Más allá de estas tres ecografías indicadas para todas las embarazadas, ¿se pueden hacer más? La ecografía es una técnica inocua –se ha demostrado que la transmisión de ultrasonidos no puede producir anomalías sobre la madre ni el feto– e indolora.

Untitled_edited.jpg